Inocencia perdida

Los cuentos nunca han sido tan bonitos como nos han hecho creer, y las moralejas no eran tan de color de rosa… en realidad son más crudas y más reales. Y lo cierto es que se va evolucionando, y las nuevas generaciones son bastante más espabiladas debido a las tecnologías de hoy día, y dicho sea de paso… de la manera de educar que tienen algunos.

Mi manera de representarlo ha sido con esta simpática ilustración. Hay algunas cosas más que quiero representar con el dibujo en cuestión, pero me centro en esa inocencia que tenían los cuentos que nos contaban de pequeños, que a mi personalomente me resbalaba y me sigue resbalando bastante.

¿Por qué le he dado una corbata tan bonita a Caperucita Roja? Pues porque nunca la he podido tragar. En serio, me contaban el cuento, y como protagonista de una historia no tenia personalidad alguna. ¡Por dios, si hasta tenia más personalidad el lobo! Bueno, creo que queda bastante claro en la ilustración que el lobo me cae bastante mejor 😛

Woow… no sólo me ha salido una ilustración siniestra, sino que encima el texto que lo acompaña no se queda corto…. ¡mola! 😀

5 pensamientos en “Inocencia perdida”

  1. Pero humor al fin y al cabo, ¿no?No sé, creo que en general tienes un gran sentido del humor, como en el post del Yeti, el de “¡Está vivo… VIIIVO!”, y pinceladas en muchos, como el de “Cereeeeebros….”.

Deja un comentario