Encargos cancelados

De vez en cuando, trabajo en encargos pequeños que me hacen algunas personas. Es muy interesante, porque me obliga a dibujar cosas que en otra situación, no dibujaría, y tambien porque es una buena forma de practicar y mejorar mientras gano un pequeño incentivo en forma de dinero.

Normalmente, intento no publicar ningún dibujo que haya hecho por encargo (salvo algunas excepciones), ya que me da algo de “cosica”. Sí, es cierto, el dibujo lo hice yo, y debería tener derecho a publicarlos… pero me gusta la idea de que el que ha pagado por el dibujo, haya pagado tambien por su exclusividad y su decisión de ser publicado en otro lado. Quién sabe, quizá algún día cambie de opinión, y pueda publicar toooooooodos los dibujos que tengo de encargos (me daría de sobra para mantener el blog actualizado unos cuantos meses).

El motivo de esta entrada, es más bien el caso contrario. Los encargos que, por un motivo u otro, son cancelados. De esa forma, no tengo ningún problema en publicarlos, porque son míos. He recopilado unos cuantos de los que fueron cancelados (los que más gracia me hacen), y os los presento a continuación 🙂

 

 

Estos 2 personajes, iban a aparecer en un libro (junto a otros más), pero por falta de tiempo, el encargo tuvo que ser cancelado. El primer personaje es el “Detective Sócrates”… creo que se describe por sí solo. El segundo personaje es el “Sheriff Al-Ears”. El que me hizo el encargo no me explicó muchos detalles sobre el libro ni sobre el papel de los personajes… sólo una vaga descripción de qué es lo que quería, asi que no puedo decir mucho al respecto.

 

 

Este dibujo me lo encargó alguien para promocionar una web de aplicaciones para móviles. Sinceramente… yo no estaba en un estado de ánimo muy bueno, y no se en qué demonios estaba pensando, ni que tipo de sustancia consumí, cuando dibujé lo siguiente. Al tipo del encargo no le gustó, y a mi tampoco.

 

El siguiente dibujo me lo encargó una madre, para el cumpleaños de su hijo. No me dió muchos detalles, sólo me dijo que le gustaría que apareciese una playa tranquila y me mandó una foto de su hijo (suficientes detalles para crear algo). La verdad es que el dibujo le gustó, y me dijo que el estilo de dibujo animado le gustaba, pero que no se parecía mucho a su hijo. Por falta de tiempo para posibles correcciones, se canceló.

 

Este encargo me hace mucha gracia, y siempre que veo el dibujo no puedo evitar reirme. Me lo encargó alguien que llevaba un negocio de pintores, eran 2 hermanos. Me dijo que le gustaba muchisimo el diseño de Mario Bros, y que le resultaba la mascota ideal para su negocio, ya que ellos tambien eran hermanos. ¿El problema? Que lógicamente, el diseño de Mario Bros está registrado por Nintendo… asi que me pidió que lo camuflase de alguna manera, para que mantuviese su esencia, pero sin parecerse excesivamente a Mario. Yo, en un alarde de originalidad suprema, vestí a Mario de pintor y le cambié los tonos de los colores. El encargo se canceló.

 

 

Para terminar, os pongo uno de los encargos cancelados más recientes. El encargo me lo hizo alguien, bajo la propuesta de reunir a varios dibujantes de distintos paises, y dibujar una especie de Betty Boop de Etiopía; el personaje resultante se llamaría Mimi. Entre los dibujos recibidos, eligirían al mejor, y el autor del dibujo se encargaría de hacer una tirada grande de encargos. Me resultó una propuesta interesante, y una buena oportunidad de ganar dinero durante un periodo de tiempo estable… asi que acepté. Desgraciadamente,  al final el tipo resultó ser muy poco profesional, bastante desagradable, y la verdad…. sospecho que después de cancelar los correspondientes encargos, robó la idea de los personajes. He aquí el dibujo, que a mi personalmente me gusta (a excepción de las manos, debería haberlas corregido).

 

 

 

Una vez más, gracias por hacer una visita al blog, y hasta la próxima! 😀

2 pensamientos en “Encargos cancelados”

  1. Creo que es muy valiente expresar los motivos de las cancelaciones, como lo que has escrito en el encargo de la promoción de la web.
    Y una pena que no salgan adelante encargos tan interesantes como el de Betty Boop.

    1. Bueno, es que en el mundillo creativo hay mucha competencia (y de bastante nivel, la verdad), asi que aunque duela que te rechacen dibujos o proyectos, hay que intentar aprender de los fallos (siempre los hay), dejando de lado el orgullo y sacar el lado profesional.

      Es bastante gracioso, porque claro, los primeros que valoran tu trabajo al principio son los familiares y amigos cercanos, y claro, suelen ser valoraciones muy positivas y llenas de arcoiris y florecitas… pero luego llega un desconocido, te dice “eso es una mierda”, y es cuando abres los ojos y piensas “mmmm, igual podría haberlo hecho de otra forma”.

      Ojalá que alguien que visite mi blog se interese por el personaje inspirado en Betty Boop, y se pueda aprovechar en algun proyecto, porque la chiquilla es bastante mona 🙂

Deja un comentario