El cuervo

Otra actualización hallowinesca más, aunque en esta ocasión no es de ningún monstruo o de algo visceral. Al leer el título es posible que os haya venido a la cabeza El Cuervo, el cómic que posteriormente fue hecho película, en la que trabajó Brandon Lee,  que por cierto está bastante bien (y muchos piensan que está maldita por la misteriosa muerte del actor durante el rodaje de una de las escenas). Algunos comentan que los cuervos guiaban a las almas de los muertos al otro mundo, y si alguien moría de forma injusta, dicha alma no podía descansar hasta reparar el daño sufrido… de ahí el título del cómic/película imagino.

Si me preguntasen cuál es mi animal preferido, no sabría escoger, no me decanto por uno en concreto, hay muchos que me gustan… pero sin duda el cuervo estaría en el top 5. Es un ave bastante común, sí, pero muchos lo trataron como un símbolo espiritual o incluso un dios… y la verdad es que no me extraña, porque tiene un “algo” que no sabría explicar con palabras, que le hace muy atractivo, muy elegante. Es como un ave vistiendo traje (a excepción del pingüino, que también va de etiqueta, pero de una forma más cómica).

El cuervo está relacionado con muchos mitos, leyendas e historias; está envuelto en un aura de misterio, lo que le hace bastante interesante. Por ejemplo, El cuervo, de Edgar Allan Poe. Sabéis de lo que hablo ¿verdad? Los más adictos a los libros habrán leído este poema, y los que no, seguramente habrán visto el capítulo especial de Los Simpson de la Casa del Terror, en el que le dan homenaje, o habrán oído hablar de él: Un joven afligido por la pérdida de su amor, recibe la visita de un cuervo, que posándose sobre un busto, le mira fijamente. El joven, curioso, le hace preguntas al cuervo sobre su amada, intentando mantener una conversación con el, pero el cuervo le responde una y otra vez la frase “Nunca más”, lo que hace enloquecer al joven. Mola, ¿eh?

El cuervo, por su naturaleza carroñera, siempre observa, acechando, analizando… incluso se dice que intuye la muerte, para saber dónde habrá carroña que comer. Siniestro, si, ¡pero elegante! Ya que van a ver a la muerte cara a cara, que no les pille en calzoncillos y sin peinar, ¿no?

Tambien voy a mencionar la película Los pájaros, de Alfred Hitchcock, que aunque el cuervo no es el protagonista principal, sino los aves en general… asi hago un poco de relleno. uuuuUUUUUUUUuuuuuh…. ¡ten miedo a los pájaros, mucho mucho miedo!

 

Hay mucha mitología interesante sobre este ave, por ejemplo en la Nórdica, en la que el dios Odín es representado con un par de cuervos en los hombros, uno siendo el pensamiento y otro la memoria; les enviaba a recorrer el mundo, para observarlo, pero temiendo que ambos muriesen… cómo cualquier anciano teme perder su capacidad de pensar y recordar. No soy ningún entendido en el tema tampoco, así que os invito a que busquéis más información vosotros mismos, e incluso corregirme si me he equivocado en algo o añadir más información curiosa en los comentarios. Es un tema interesante.

Es por eso que le dedico esta entrada a este misterioso pero elegante ave, que a pesar de ser bastante inteligente, se le suele relacionar con el mal agüero (que sea negro imagino que ayuda). Algunas leyendas dicen que si miras a un cuervo a los ojos durante un rato, aunque sea en una foto o dibujo, picoteará en tu ventana por la noche para sacarte los ojos, ya que se los diste tu mismo al observarle fijamente……. Nah, es coña 😀

Espero que os haya gustado, y nos vemos en la siguiente actualización (intentaré que no sea dentro de mucho). Un saludo a todos, y gracias por visitar el erizo entintado 🙂

2 pensamientos en “El cuervo”

Deja un comentario