Dulce inocencia

Esta entrada se la dedico a esos momentos en los que nos dejamos llevar, aparcamos por unos instantes la autodisciplina, y abrazamos la dulce sensación de lo ocioso, mientras nos susurramos a nosotros mismos la ya más que sobada frase de “Carpe Diem”.

Lo malo… es que luego tendremos que responder por nuestros actos, por lo que hay que tener cuidado de que no se nos nuble demasiado el juicio 🙂

Tambien quiero dedicarle esta entrada a todos los que visitáis el blog. Algo que me gusta mucho es experimentar, y este blog me permite hacerlo e ir probando estilos y demás… y sois vosotros que con vuestras visitas, me motiváis a seguir creando y subiendo cosas. Gracias majos 🙂

Un saludo a todos, amigos y amigas. Pasadlo bien ^^

¡Nos leemos!

2 pensamientos en “Dulce inocencia”

  1. No podía leer esta entrada en un momento mejor. Ahora mismo me recuerdas al de tu dibujo! Limpiate el mentón que te has manchado de tarrten!

Deja un comentario